Usted está aquí

Reseña 6: Grita, Geala, Hielo Negro de Alexandra Osbourne.

Redimensionar texto

-A A +A
  • Editorial: Max estrella ediciones.
  • Año de publicación: 2017
  • Temas: Viajes, amistad, fantasía.
  • Nº de páginas: 292
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Ebook: Si

Reseña:
En una tierra que está muriendo, un mundo enfermo, se encuentra Angie, una muchacha con un extraño don y una misión, ayudar a Geala, su tierra, su casa.
Esta joven, tiene una habilidad, un don que llegó a ella acompañado de una visión, ayudar a su mundo moribundo. Vagando, descubrirá que ella no es la única capaz de manejar la energía, la vida que hay en cada ser, esta extraña magia.
Geala es un mundo desértico, un lugar en el que las lluvias apenas son vistas, el agua escasea, el sol arde con fuerza y crueldad, los recursos son escasos y los caminos peligrosos y llenos de asaltantes, traficantes de órganos, ladrones o asesinos.
Lo primero que sabemos de esta misteriosa joven es que viaja sola, o no tan sola, la acompaña Origen, un inteligente bisonte. Esta muchacha busca algo, busca gente como ella, alguien con su don, un semejante.
Cada vez que llega a una población, trata de ayudar siempre que puede y lo necesitan, siempre se deja llevar por su instinto que nunca, o casi nunca falla. Con el afán de ayudar a quien lo necesita, conoce a una aliada, una amiga y hermana gracias a la cual deja de viajar sola.
Según va avanzando el libro, vemos en él la evolución de Angie, gracias a viajar sola se ha vuelto desconfiada, cuidadosa, recelosa, pero según avanzan los capítulos vemos como poco a poco va abriéndose. Descubre que ya no está sola, conoce a gente con el mismo don, también capaz de manejar la energía, pero de forma diferente a ella.
Este libro tiene una trama lenta, las aventuras de Angie y sus amigos no se suceden capítulo a capítulo, y ni mucho menos, nosotros, los lectores, lo sabemos todo sobre el don de la joven; es un libro narrado en primera persona y gracias a esto, el lector conoce todo lo que la joven conoce, sabe todo lo que ella sabe, y en definitiva es Angie.
La autora sabe cómo hacer que el lector se sienta parte de la historia, sabe cómo hacernos sentir el miedo, la alegría, la desconfianza, la ilusión y la determinación que no solo Angie siente, pues aunque el libro está contado en primera persona, nunca pierdes de vista a sus compañeros, no pierdes de vista a sus amigos, no se focaliza en Angie, la mujer pelirroja.
Contado en primera persona lo más común es que mi personaje preferido hubiera sido la misma Angie, pero tengo que decir que esa ha sido Ciel. Desde el principio me encantó su personalidad; lo primero que sabemos de ella es que quiere ayudar a una mujer a quien nadie quiere auxiliar.
Ciel es una chica atenta, cuidadosa y amable; por fuera parece frágil, pero nada más lejos de la realidad, es una chica que lucha por lo que quiere, que lucha por sus sueños y a quien no importa el trabajo que tenga que hacer para conseguirlos.
Me gustó de este personaje su idea del amor, lo soñadora y lanzada que es, práctica y buena amiga. Sin duda esta chica fue quien más me llamó la atención desde el principio y a quien quiero conocer más profundamente.
En esta reseña tenemos una sorpresa, no solo yo comentaré en ella, sino que mis compañeros también darán su opinión. ¿Vamos a ver qué dicen?
Iris, por ejemplo, escribe esto:
A pesar de estar narrada en primera persona hace que conozcas a los demás personajes tan bien como a la propia protagonista haciendo, incluso, que llegues a encariñarte de algunos. Quizá el personaje que me ha ido gustando menos según iba leyendo fue Angie, por el cambio que dio.
Los dones de nuestros protagonistas me han parecido curiosos e interesantes. Me gustaría, en futuras entregas, saber más sobre estos poderes, su función, su historia.
¿Qué decir de la ambientación? Geala me ha parecido casi real, de nuevo en futuras entregas espero poder saber más sobre su historia. Me ha gustado especialmente cómo la autora ha sido capaz de hacernos ver los sueños de Angie para después mostrarnos la tan distinta realidad.
Me ha llamado la atención como iba avanzando la historia, como comenzaba sin rumbo, para luego buscar a una persona y al mismo tiempo tener que huir. Veo mucho potencial a cierto personaje, a su historia, a la historia de los persecutores de los protagonistas, a sus aliados… Tengo muchas ganas de ver como la autora continúa la historia tras ese final tan intrigante.
Escrita de una forma sencilla a la vez que cuidada, esta historia de personajes muy diferentes entre sí, ambientación casi real, con tramas llenas de secretos y bien entrelazadas me ha cautivado y dejado con ganas de más.
Irati, tras terminar el libro, nos cuenta aquí su opinión:
Cuando vas sumergiéndote más y más en la historia, te das cuenta cómo el escenario creado por la autora, no es una ambientación tan lejana a nuestra realidad como podemos creer en un principio.
Toda persona que haya tenido la suerte de leer este libro, estoy segura que habrá quedado fascinado por los dones brindados a algunos de estos personajes; son formas nuevas de manipular la energía y no miento cuando digo que todos nos hemos quedado con ganas de conocer más a fondo esta extraña magia.
Este libro está escrito de una forma sencilla y directa que aligera y ameniza la lectura hasta el punto en el cual, terminas el libro casi sin darte cuenta. Esto tiene una traba, pues cuando pasas la página y ves que has terminado, te queda un regusto agridulce; dulce por lo maravilloso de la obra, pero agrio porque te has quedado con ganas de más.
No sé mis compañeros, pero yo estoy ansiosa aguardando la próxima entrega del libro, quiero volver nuevamente a Geala con Angie y sus amigos.
Salva, el niño bonito entre las del equipo, aquí nos deja sus pensamientos sobre este libro.
Si bien es cierto que no he podido terminar el libro por diversas causas que aquí tampoco procede comentar, lo que llevo me ha dejado con muy buen sabor de boca. Parece que la ambientación Juegos del Hambre va calando, lo cuál veo esencial utilizar (cuidado, sin excederse a riesgo de ser repetitivos). ¿Por qué? Simple: es la consecuencia de un mundo tan lejano. ¿Quizá imposible? A priori sí, pero años de excesos, de maltrato a nuestro planeta y de indiferencia ante el cambio climático puede degenerar en esto. Todos lo sabemos. Aquí por simple ecología, o en Los Juegos del Hambre por guerras y cuestiones políticas, pero desde luego veo realmente acertado que se nos muestre a qué nos encaminamos como no pongamos freno, a la de ya, a algunas malas costumbres.
Desde luego, un libro que me enganchó como el que dice nada más empezarlo, y que la verdad estoy ansioso de terminar, y ya ni que decir tiene de leer el siguiente (tenemos exclusiva, Alexandra Osbourne está escribiéndolo ya (mentira, no es exclusiva, lo dijo el otro día en su Twitter ;)).
Lo dicho, un libro que no dejará indiferente tanto al lector interesado como al que lo encontró de casualidad. ¿Te apuntas a leerlo?
Desde O Recuncho Do Lector queremos agradecer a Max Estrella Ediciones su empeño habiéndonos cedido esta obra así como Striptease, de Raúl Gavilán, de la que próximamente hablaremos, así como por facilitarnos posible contacto con estos autores. Para los medios (y sobre todo nosotros, que estamos empezando) es esencial la colaboración desinteresada de estas editoriales. Muchos creerán que es en su beneficio: y sí, puede serlo. Pero es un trato justo: nosotros recibimos buena literatura que quizá de otra forma no hubiéramos conocido; y a cambio, nuestro único feedback tiene que ser tener en cuenta estas obras en redes sociales y publicar artículos tales como este.
Debemos agradecerles también infinitamente su compromiso con el equipo, pues, al ser la mayoría de este deficientes visuales grabes, la única forma asequible de lectura era mediante un Ebook, por lo que nos enviaron dos ediciones de este libro: tanto en papel a Iris como en ebook para que el resto de equipo pudiéramos disfrutar de la lectura.
¡Un saludo y hasta la próxima lectura!

Añadir nuevo comentario